Wizarding World
¡Bienvenidos a Wizarding World! Échale un vistazo a Callejón Diagón — Guía de novatos y a la guía de juego antes de postear. Y no olvides presentarte. ¡Disfruta!

¡Hola! ¿Eres nuevo el foro? ¿Te acabas de registrar y estás un poco perdido? No te preocupes, es normal. Los comienzos siempre son un poco dificil, pero para estoy yo. Haz click en mi para ver la guía de nuevos usuarios, normas y guía de creación del personaje. Si aún tienes dudas, ¡contacta con un moderador!

Guia del Novato
Ambientación

NOVIEMBRE

Daily Prophet Owl
Resultados de Quidditch

¡Las nuevas alineaciones de los equipos de quidditch han sido publicadas!

Para ver si has sido uno de los afortunados en conseguir su puesto, pásate por Compra tu Ticket y comprueba el resultado.

Aun no es tarde, quedan vacantes por ser cubiertas : D

Relojes
153 puntos
-59 puntos
35 puntos
235 puntos
Administración
Albus
Dumbledore
Administrador
Enviar MPVer perfil
Severus
Snape
Moderador
Enviar MPVer perfil
Minerva
Mcgonagall
Moderador
Enviar MPVer perfil
Dolores
Umbridge
Moderador
Enviar MPVer perfil
Mordred
Mac Alastair
Moderador
Enviar MPVer perfil
Alexia
Vattimo
Moderador
Enviar MPVer perfil
Kyran
O'Dowd
Moderador
Enviar MPVer perfil
Laerthes
Adamantis
Moderador
Enviar MPVer perfil
------- GALARDONADOS -------
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
-------- COMPAÑEROS ----------

CANON 4/40


5 meses... (Relato de Kyran)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

5 meses... (Relato de Kyran)

Mensaje por Kyran O'Dowd el Lun Ene 18, 2016 10:53 pm

Esto es una pequeña locura que se me ocurrió el otro día. Espero que os guste, se aceptan críticas, pero no me matéis demasiado XD
--------------------------------------------------------------

Caminaba rápido hacia su despacho, ojeando por encima los pergaminos que sus alumnos le habían entregado. No miraba al frente, tal vez por eso, cuando abrió la puerta de su despacho y entró en él ni siquiera se dio cuenta de que no estaba solo. Dejó sobre el escritorio los pergaminos y se dio la vuelta echándose hacia atrás la capucha, en ese momento se sobresaltó, tras él se encontraba Dumbledore parado junto al cuadro de Mordred, el cual había descubierto de la manta que lo protegía del polvo y miradas indiscretas. Éste lo miraba con la misma expresión de sorpresa que Kyran tenía en aquel momento, mientras que Dumbledore solo sonreía con expresión afable con las manos agarradas a la espalda.

Kyran miró el cuadro y después a Dumbledore alternativamente, el Mordred dibujado se encogió de hombros indicando que tampoco entendía muy bien la situación. El director de Hogwarts al ver que el silencio se empezaba a volver incómodo se giró de nuevo hacia el cuadro echándole un nuevo vistazo.

— Magnífica pintura. — halagó — En una conversación pareces estar ante el propio MacAlastair.

El rostro de Kyran se encendió como una bombilla, no por el halago, ni porque viniera de parte del director, sino porque aquel cuadro simbolizaba sus sentimientos hacia el metamorfomago y de pronto parecían estar totalmente expuestos ante ese anciano mago.

— P-Puedo explicarlo. — dijo titubeante. Albus tan solo abrió los ojos sin comprender mirándole por encima de las gafas de media luna de manera interrogante.

— ¿Explicar? No veo que haya nada que explicar, desde niño has tenido un gran talento para el arte. - comenta haciendo un gesto a la galería de cuadros que tenía colgados en el despacho — Sinceramente prefiero los retratos a algunas de esas cruentas imágenes que tienes por aquí colgadas, pero cada uno tiene su propia visión del mundo. No soy quien para juzgar la elección de modelos que cada cual toma.

El profesor de estudios ghouls se quedó en silencio tras aquella pequeña disertación, fue a responder un débil gracias cuando el silbido de una tetera le hizo dar un pequeño respingo y girarse hacia la chimenea. Su tetera de peltre gris era la que hacía ruido sobre las llamas.

— Oh, me he tomado la libertad de preparar un poco de té, espero que no te importe. - Dumbledore se apartó del cuadro y se dirigió hacia el viejo sofá rojo tomando asiento en él, sacó la varita y con un pequeño gesto la tetera se apartó del fuego y voló suavemente hasta ir a posarse en el salvamanteles de metal, colocado entre las dos tazas que reposaban en la mesita baja ante el sofá. - Por desgracia… no he encontrado donde guardas el té y tampoco quise ser tan descortés como para rebuscar en tus armarios.

Se quedó mirando a Kyran con la esperanza de que el profesor tuviera la idea de sacar las infusiones de su escondite. Aún realmente confuso Kyran se dirigió al armario donde guardaba una lata de té negro y naranja, mientras lo cogía se puso a pensar en las palabras del director, no había rebuscado en sus armarios, pero sí levantado la manta que cubría el cuadro. No supo bien cómo tomarse aquello, aunque un lienzo tapado siempre era más tentador que una puerta cerrada.

Una vez con la lata en la mano se dirigió a la mesa, tomó asiento junto a Dumbledore y sirvió en la tetera tres cucharadas de té, tapando la nuevamente con su tapa para que la infusión se realizase correctamente. Se giró hacia el anciano dejando la lata sobre la mesita, en algún momento Vlaad se había unido a ellos y estaba enroscado sobre el regazo del mago, quien le acariciaba la cabeza de forma distraída.

— ¿Qué es lo que necesita, profesor? — preguntó rompiendo el silencio.

Dumbledore tan solo sonrió, mirando a Kyran como si supiese algo que el mago más joven no lograba comprender. Aquella actitud hizo que el medio vampiro se moviese en su asiento algo inquieto, prestando atención de nuevo a la tetera y no al anciano. Podía notar como los ojos claros le observaban detrás de aquellos cristales de media luna, ¿a qué estaba esperando? Kyran carraspeó levemente nervioso, logrando que la sonrisa de Dumbledore se ensanchara.

— Antes eras más paciente.— le espetó haciendo que el joven le mirase todavía más confuso, Dumbledore había vuelto su atención al hurón de su regazo— ¿Qué te hace pensar que estoy aquí por algo? Podría haber venido a disfrutar de tu compañía, a charlar sobre criaturas y arte…

— En cinco años no ha entrado nunca en mi despacho, disculpe que dude que venga simplemente a charlar. - Respondió levemente molesto, no le gustaba aquella actitud, algo le decía que aquel mago quería hablar de algo más importante que de sus cuadros no entendía porque quería dar tantas vueltas. La forma en le miró Dumbledore en aquella ocasión le hizo estremecer, parecía haberlo ofendido por no seguir con la conversación frívola que parecía querer mantener. Aunque su expresión no era de enfado, más bien de tristeza. — Profesor, yo… — comenzó a hablar, pero fue interrumpido por el anciano.

— En ocasiones las pequeñas charlas son lo último que se recuerda, esas conversaciones que en un primer momento piensas que no tienen ninguna importancia, son las que pasado un tiempo vuelven a nuestra memoria. — Aleccionó al medio vampiro que ahora le miraba con expresión arrepentida y confusa. Meneó la cabeza no era su intención hacer que el joven se sintiese mal, pero era realmente divertido. Volvió a sonreírle tratando de normalizar el ambiente entre ellos. — Pero tienes razón, no estoy aquí para hablar de cosas sin sentido, aunque si de arte. Necesito de tu habilidad con el pincel. Un retrato, como el que tienes escondido debajo de esa sábana.

Sorprendido por su petición enarcó una ceja, no entendía para qué desearía Dumbledore hacerle una petición así.

— ¿Un retrato de quien? —pregunta tomando la tetera para rellenar las tazas.

— De mi mismo, por supuesto. — Se apresuró a responder como si fuera lo más natural, Dumbledore miró a Vlaad jugando con una de las orejitas redondas. —Te seré sincero y espero que esta información no salga de aquí. Me estoy muriendo.

Kyran no se esperaba aquella información y mucho menos soltada de aquella forma, a bocajarro. La tetera que sujetaba estuvo a punto de precipitarse al suelo, levantó la vista hacia el mago esperando comprobar que era algún tipo de broma. Se quedó congelado al ver que le devolvió la mirada con una sonrisa tranquila y sincera, el viejo mago se esperaba aquella reacción. Dejó la tetera muy despacio y soltó una leve risa causada por los nervios.

— Está de broma ¿no? — Preguntó tratando de evadir la triste realidad.

Dumbledore no respondió de inmediato, simplemente estiró una mano para echar en su té varias cucharadas de azúcar y tomar después de la mesita su taza. Fue en ese momento cuando Kyran se percató de que hasta ese instante la había tenido discretamente oculta en la túnica en todo momento, estaba ennegrecida y tenía aspecto de podredumbre, aquella ponzoña se extendía desde uno de los dedos al resto y ya abarcaba la mitad de la mano. Por su desafortunada “enfermedad” el medio vampiro había leído bastante acerca de maldiciones mortales, pero nunca había visto algo así. Miró alternativamente a Dumbledore y aquella fea mancha de su mano, al final el anciano la extendió hacia él atendiendo su deseo no expresado, cambiando de camino la taza a la mano sana.

Con sumo cuidado Kyran tomó la mano del director, la analiza con ojo clínico buscando alguna respuesta en ella. Al final vuelve a levantar la mirada hacia Dumbledore sin lograr encontrar una respuesta a aquel enigma. Aquella mancha estaba matando lentamente cada célula del cuerpo del mago, era cuestión de tiempo que subiera por el brazo hasta llegar a órganos vitales.

— ¿Cómo es posible? ¿Quién le ha hecho algo así? - preguntó preocupado, aquellas preguntas hicieron que Dumbledore retirase la mano con expresión seria para darle un sorbo a su té.

— Eso es una larga historia… no hace falta hablar de ello ahora. - aquella negativa hizo que Kyran volviese a fruncir el ceño, Dumbledore meneó su cabeza indicando que no siguiese por aquel camino, no era su intención entrar en mayores detalles que aquel profesor desconocía en su mayoría. Continuó hablando para evitar más preguntas — No me queda más que unos meses, tal vez un año gracias a la gran habilidad de Severus con las pociones. Antes que lo preguntes, no, no hay nada más que hacer. De lo contrario no estaría aquí…

Kyran estaba realmente consternado, miraba a aquel anciano como si no le conociera. Aquella noticia le había puesto tremendamente nervioso. Acabó por ponerse en pie y caminar por el cuarto tratando aclarar todas las preguntas que tenía en su mente. Cada poco se paraba y volvía a mirar a Dumbledore en busca de alguna respuesta más, pero estaba claro que no iba a sacar nada más de él. Había una terrible verdad oculta en todo aquello y por alguna razón el director de Hogwarts quería mantenerlo alejado de ella. Que Severus Snape también estuviera al corriente de aquella realidad no le consolaba, el profesor de pociones era incluso mucho más hermético que Dumbledore. Al final el medio vampiro pareció rendirse, con un resoplido se apoyó en una librería cercana mirando al anciano con tristeza.

— Entonces… ¿Qué quiere que haga yo? ¿Por qué me lo cuenta si es algo tan secreto? — le reprocha. El anciano tan solo le dirigió una sonrisa.

— Porque sin duda a mi muerte se encargará dicho retrato, simplemente deseo ser yo quien elija al artista. — dio un pequeño sorbo a su taza volviendo a mirar al animalillo que tenía recostado encima. — Es costumbre en Hogwarts, que cada director que ha tenido este colegio sea recordado de esta manera. Ya que tengo el extraño privilegio de poder poner fecha a mi defunción, pensé que también podría decidir como ser recordado… — levantó su vista hacia Kyran descubriendo con una sonrisa que aún seguía confuso —hay ciertas cosas que me gustaría poder elegir en ese retrato.

El artista aún estaba alterado, pero poco a poco volvió al sofá, creyendo empezar a entender porque Dumbledore le pedía aquello. Se pasó una mano por la cabeza mientras tomaba de nuevo asiento junto al anciano y le miró pensativo hasta que tuvo el valor de volver a pronunciar palabra.

— ¿Qué es lo que desea elegir? — Preguntó centrándose en aquel misterioso encargo y no en lo que le había llevado a hacerlo.

La nueva sonrisa que le dedicó Dumbledore le animó un poco, dejó su taza sobre la mesa y se inclinó hacia él con expresión levemente traviesa.

— Secretos. — Dijo en voz baja. — Secretos solo visibles para un buen observador. — Volvió a su postura inicial disfrutando de haber logrado aumentar la confusión en el rostro del profesor. — Hay muchas formas de ser recordado, Kyran. Tal vez en el futuro esos secretos puedan ayudar a algún futuro director o a algún alumno.

Aquella respuesta hizo que volviera caer el silencio entre ellos, hasta que finalmente el joven mago se llevó ambas manos a la cara con incredulidad, tratando de amortiguar una nueva risa nerviosa producida por el encargo. Dumbledore no solo quería un retrato, ahora lo veía, quería un testamento. Una obra en la cual verse reflejado, no solo físicamente sino que también dejar parte de su alma en ella. Miró el retrato de Mordred de reojo, el alquimista dibujado en él se apretaba contra el borde del lienzo, como si tratase de escuchar la conversación. Al no estar colgado en la pared se encontraba desconectado del resto de cuadros, sino seguramente lo tendría en alguno de los de enfrente. Aquella obra había sido todo un orgullo, no era la primera vez que hacía un retrato, pero si la primera que lo animaba de forma tan real que hasta el propio modelo lo había llamado “espejo”. Ahora tendría que volver a pintar otro de esos espejos bajo las directrices del gran Albus Dumbledore, no sabía si eso le emocionaba o aterraba. Las cosas que un mago como él querría esconder en un lienzo, no podía siquiera llegar a imaginarlas.

Dumbledore pareció tomar aquella risa nerviosa como una especie de aceptación, volvió a tomar su taza y dar otro trago más. Espero con paciencia a que el joven mago dejara de reír y de poner en orden lo que fuera que estuviese pensando.

— ¿Entonces? ¿Cuánto tiempo piensas que te llevará este… trabajito? — Pregunta con interés.

— Dos… tres meses. — Respondió Kyran tratando de hacer un cálculo aproximado - Bueno, realmente depende de todo lo que quiera… incluir. — Sonrió por primera vez en toda la conversación, puso expresión divertida al imaginarse aquel proyecto.

— Ah, ahí está. — Dijo de pronto el director interrumpiendo sus nuevos pensamientos, cuando el joven le miró le devolvió aquella sonrisa divertida — El muchacho, el alumno que garabateaba en su cuaderno en las horas de estudio… Aún conservo el primer retrato que me hiciste, ese que el profesor Flitwick te requisó en su clase y en el que con extremado detalle para tus doce años me transformaba en sapo. Espero que no sigas pensando que soy un sapo viejo. — Bromeó haciendo que Kyran se sonrojara.

— No… no recuerdo tal dibujo. — Confesó el autor meneando la cabeza.

— Seguramente. —Admitió el anciano con una pequeña risa — Es una pena, siempre me he preguntado que hice para ganarme esa dura crítica. Recuerda que te lo muestre un día.

Kyran asintió divertido, no recordaba aquel suceso, ni el dibujo en cuestión, pero no le extrañaba. Por aquella época solía mostrar su frustración con dibujos malintencionados, sobre todo una vez que aprendió a animarlos.

— No entiendo como puede guardar todavía algo así. — Comentó con una leve sonrisa mientras cogía su taza de la mesa, el té se había quedado bastante frío.

— Oh, realmente guardo una gran cantidad de cosas. Recuerdos de alumnos que pasaron por Hogwarts. — Responde encogiéndose de hombros — Aún conservo la caja de caramelos de limón que Charnette Carlisle me regaló hace unas navidades de hace sesenta años. Es de metal, muy bonita. — Explica como si aquella respuesta fuera de ayuda, obviamente el profesor no sabía quién era aquella mujer, ni siquiera habían coincidido nunca, pero dejaba entender claramente el punto al que quería llegar el director.

— Vaya… entonces me avergüenza pensar que el recuerdo que tiene de mí es un garabato en el que se transforma en sapo. — lamentó Kyran con una suave risa.

El director dejó su taza vacía en la mesita y meneó la cabeza por sus palabras, apartó al hurón de su regazo y se puso en pie. Al ver lo que hacía el medio vampiro se apresuró a imitarlo intuyendo que aquella extraña reunión llegaba a su fin.

— Bueno, tienes la oportunidad de mejorarlo con la nueva pintura. Solo espero que esta vez no me transformes en sapo. — Bromeó el anciano mientras hacía un gesto al profesor para que no le acompañara mientras se encaminaba hacia la puerta. No lo necesitaba. — Te espero mañana a la tarde, se que tienes un hueco en tus tareas. — Miró el cuadro que mostraba al profesor de alquimia y sonrió con cierto misterio. — Espero que Mordred me perdone por robar tu tiempo estos meses. — Soltó observando a Kyran por encima de sus gafas de media luna. La reacción no se hizo esperar, sus mejillas estallaron y balbuceó una respuesta.

— No se que tendría que perdonar. — Se apresuró a decir. Dumbledore tan solo sonrió.

— Hogwart no guarda secretos a quien sabe escuchar. — Sermoneo encaminando de nuevo sus pasos hacia la puerta, tras girar el picaporte volvió a mirar al profesor — Y mucho menos a su director.

Aquellas palabras fueron el punto final a la conversación. Dumbledore abandonó el despacho y cerró la puerta tras de sí. En el momento en que se quedó solo el peso de toda aquella conversación volvió a caer sobre los hombros de Kyran. De pronto la realidad volvió a él de forma cruda, la muerte inminente del director de Hogwarts se aferró a él oprimiendo su pecho. Se dejó caer de nuevo en el sofá deprimido y derrotado, echó la cabeza sobre el respaldo y observó el techo ennegrecido por las velas. En el fondo sentía aquello como un gran honor, que un gran mago como aquel pensase en él para su último retrato era algo que cualquier pintor del mundo mágico desearía. En ese momento cedería su privilegio a cualquiera.

— ¿Me lo contarás? — preguntó la voz de Mordred procedente del lienzo que tenía a su espalda. El medio vampiro se pensó su respuesta unos segundos.

— No… todavía no… — respondió con tristeza — Tú no estás prep… — Se corrige en mitad de la frase— el mundo no está preparado para vivir sin Albus Dumbledore…


29 de Enero de 1997
5 meses...
avatar
Kyran O'Dowd


Mensajes : 837

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 meses... (Relato de Kyran)

Mensaje por Luna Lovegood el Lun Ene 18, 2016 11:08 pm

Simplemente maravilloso, me encanta como lo has narrado Smile
avatar
Luna Lovegood


Mensajes : 312

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 meses... (Relato de Kyran)

Mensaje por Rachel Birdwhistle el Mar Ene 19, 2016 12:17 am

T___________T jum me encanta y me da mucha pena
avatar
Rachel Birdwhistle


Mensajes : 944

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 meses... (Relato de Kyran)

Mensaje por Joshua Anderson el Miér Feb 24, 2016 7:28 pm

No sé porqué esperaba que fuera de Mordred y Kyran y me he quedado en shock al ver que no.
Me uno a Rachel, me ha encantado y me ha dado muchísima pena. Llevas tan bien a Dumbledore que te ha quedado muy realista y asdfghjkl esto es hacernos sufrir muy gratuitamente Crying or Very sad
avatar
Joshua Anderson


Mensajes : 367
Edad : 18
Localización : Brighton&Hove

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 meses... (Relato de Kyran)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.