Wizarding World
¡Bienvenidos a Wizarding World! Échale un vistazo a Callejón Diagón — Guía de novatos y a la guía de juego antes de postear. Y no olvides presentarte. ¡Disfruta!

¡Hola! ¿Eres nuevo el foro? ¿Te acabas de registrar y estás un poco perdido? No te preocupes, es normal. Los comienzos siempre son un poco dificil, pero para estoy yo. Haz click en mi para ver la guía de nuevos usuarios, normas y guía de creación del personaje. Si aún tienes dudas, ¡contacta con un moderador!

Guia del Novato
Ambientación

NOVIEMBRE

Daily Prophet Owl
Resultados de Quidditch

¡Las nuevas alineaciones de los equipos de quidditch han sido publicadas!

Para ver si has sido uno de los afortunados en conseguir su puesto, pásate por Compra tu Ticket y comprueba el resultado.

Aun no es tarde, quedan vacantes por ser cubiertas : D

Relojes
153 puntos
-59 puntos
35 puntos
235 puntos
Administración
Albus
Dumbledore
Administrador
Enviar MPVer perfil
Severus
Snape
Moderador
Enviar MPVer perfil
Minerva
Mcgonagall
Moderador
Enviar MPVer perfil
Dolores
Umbridge
Moderador
Enviar MPVer perfil
Mordred
Mac Alastair
Moderador
Enviar MPVer perfil
Alexia
Vattimo
Moderador
Enviar MPVer perfil
Kyran
O'Dowd
Moderador
Enviar MPVer perfil
Laerthes
Adamantis
Moderador
Enviar MPVer perfil
------- GALARDONADOS -------
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
-------- COMPAÑEROS ----------

CANON 4/40


[Evento halloween 2015] Túnel del terror (Relato indiviudal Amy Griffith)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Evento halloween 2015] Túnel del terror (Relato indiviudal Amy Griffith)

Mensaje por Amy Griffith el Jue Oct 22, 2015 1:17 am

Amy se tiró a la cama tal cual, ni se quitó el disfraz, había bebido demasiado, y no se encontraba demasiado bien, lo único que quería hacer era dormir la mona y que se le pasara, pero todo le de daba vueltas, puso un pie en el suelo a modo de ancla para tener un punto de apoyo. Tardó bastante, pero al final consiguió cerrar los ojos.

Volvía a estar en la escuela muggle donde estudió, pero ambientada en Halloween. Oh no. oh nonononono, ya había soñado con eso antes y sabía lo que le esperaba, intentó abrir la puerta de la entrada inútilmente, pues ya sabía como era la única manera de salir de ahí: pasando por toda la atracción.

Hizo de tripas corazón y empezó a andar por el pasillo tapado  por negras cortinas que caía del techo, en frente, tenía un ascensor con un montón de de citas policiales que ponian "keep out", tenía que bajar tres plantas para dar con la salida pero aunque era la manera mas rápida de salir de ahí, tampoco podía tomarlo, sabía que era el ascensor para minusvalidos y que la puerta sólo se abría con una llave, que aún no tenía ni le apetecía nada ir a buscar, así que torció por el único pasillo que había, con un siniestro hilo músical de un parque de atracciones, apenas veía nada, y las cortinas y trozos de tela negra que caían del techo le dificultaban el paso, tenía que irlas apartando con la mano, y en una de las veces que lo hizo se topó de bruces con alguien...o algo, era alto y la miraba profundamente a través de una máscara de demonio de color rojo, esos ojos negros vacios la miraban inexpresivamente, con una sonrisa tan exagerada que hacía que los músculos tiraran hacia arriba marcandole exageradamente unos pomulos hasta convertir esa sonrisa en algo macabro. El demonio le indicó cortesmente con los brazos que pasara a la habitación contigua, pero Amy ya sabía que había ahí y no quería entrar, quería seguir por el pasillo hasta las escaleras para poder salir de ahí cuanto antes, pero el demonio no le dejaba pasar, así que resignada, pasó a la habitación. Las mesas del aula estaban colocadas formando un cuadrado alrrededor de las paredes del aula, en el centro, habían unos 6 niños pequeños vestidos de blanco, sentados en corro, meciendo sus cuerpecitos hacia delante y ahcia atras, los niños empezaron a cantar el típico y tan conocido canto de la película de terror Muggle: Pesadilla en Elm Street: "Uno, dos, Freddy viene por ti. Tres, cuatro, cierra la puerta. cinco, seis, coge un crucifijo
Siete, ocho, mantente despierta. Nueve, diez..." pero en lugar de acabar de cantarla, los niños se giraron todos a la vez hacia ella, con la cara blanca, los ojos como dos agujeros negros y la boca deformada, se levantaron y empezaron a correr hacia ella, Amy se apresuró a salir corriendo y cerró la puerta, dejando los niños encerrados, pero el demonio ya no estaba. Así que podía ir hacia las escaleras y dejar la tercera planta. Pero a la derecha de las escaleras había un baño y en lugar de bajar, a la siguiente planta, fue hacia allí a buscar la pieza que le impediría pasar por la segunda planta, al entrar, se encontró con una chica de espaldas a ella, con la cabeza agachada y su larga melena azabahe tapandole la cara...ya había tratado con ella antes...si no la molestaba podría salir de ahí sin que la atacara, así que fue hacia el baño del fondo, pasando por el lado de la chica, sin que esta se inmutara, se metió en el último baño y cogió una llave. Al salir, la chica, como quien juega al pica pared, estaba mas cerca, de repente alzó la cabeza y sus ojos inyectados en sangre encontraron los suyos, abrió la boca y empezó a gritar. Aquel grito era insoportable, peor que el de una Banshee, lsentía que le iban a estallar los timpanos y sentía como le hacía estremecer y temblar como una hoja su alma, la chica mostrando sus amarillentos dientes, la empezó a correr hacia ella, Amy se cubrió la cabeza con ambos brazos demasiado asustada como para luchar, esperando el ataque, ella llego hacia la joven bruja y la atravesó, desapareciendo tras la pared de los baños y dejandola iilesa.

Finalmente pudo salir de los baños y se dispuso a coger el ascensora ahora que tenía las llaves para evitar pasar a la siguiente planta. Pero ahí volvía a estar el demonio, que no la dejaba volver a la entrada, índicandole que pasara a la aula de nuevo. Los niños seguian golpeando la puerta que amenazaba con venirse a bajo por los golpes de un momento a otro, Amy trató de avanzar pero el demonio de nuevo no la dejó, al ver las intenciones puso la mano en el pomo dispuesto a dejar salir los niños.

- ¡vale! ¡vale! ¡quieto! Ya no quiero volver atrás – le dijo-

Y el demonio se volvió a quedar de guardían del pasillo y Bajó a las escaleras del segundo piso. Estaba ambientada en una mezcla entre una camara frigorífica de carnicería y un manicomio. Habían cadenas con trozos de carne, torsos, extremidades u organos  colgando del techo, y en lugar de cortinas negras, como en el piso anterior, ahí habían las típicas tiras gruesas de plastico, a lo lejos, se podían oir las risas desquiciadas de los pacientes, ese piso estaba muchísimo mas poblado. Amy avanzó entre los médicos que se la miraban  con los ojos desorbitados y la cabeza inclinad hacia un lado, pero no movian un sólo músculo, caminó entre ellos sabiendo que ahora venía lo peor, y motivo por el que quería tomar el ascensor. ya había soñado con eso antes y sabía por lo que le tocaba pasar si quería salir, así que se resignada, temblando y muerta de mierdo se escondió debajo de una mesa que estaba tapada con una tela de terciopelo color burdeos que llegaba hasta el suelo, y esperó el fátidico momento. No sabía que era peor, si soñarlo por primera vez y no saber cuando la iban a asustar, o saber exactamente por donde tenía que pasar sí o sí para poder salir de ahí y saber cuando la iban a asustar pasando el mismo miedo que la primera vez.

La tela subió hacia arriva y lo volvió a ver, esa cara. Esa cara de desquiciado, con los ojos muy abiertos hasta el punto de hacerse arrugas en la zona de las ojeras, riendo divertido porque la había encontrado y al hacerlo podía hacerle mucho daño, Amy aterrada, fue arrastrandose por el suelo hacia atrás de la mesa, hasta que salío por el lado opuesto por el que el loco había entrado y empezó a correr hasta las escaleras de la primera planta, que bajó y esta vez estaba ambientado en un sótano. Esa vez no habían aulas, sólo era un pasillo largo y unidireccional, con un suelo a cuadros negros y blancos, dándole un toque mas psicodélico, en las paredes sólo habían vallas, cruzadas entre ellas con espinos, empezó a andar, no veía la salida pero conocía su colegio, sabía que si seguía ese pasillo daría con la puerta principal y podría salir a la calle.  Y afortunadamente para ella, esa planta estaba desierta, avanzó por el pasillo con las luces parpadeando por un cortocircuito, haciendo que el pasillo sólo estubiese iluminado de forma intermitente. Cuando ya estaba en el vestíbulo que daba a la puerta de la calle, y en frente de la puerta de la calle había lal el patio, donde había una enorme carpa de circo y un decadente y abandonado parque de atracciones, ahora comprendia de donde salía la música que escuchó al principio. Al tratar de ir hacia la puerta de la calle se encontró con una bruja, pero no como sus compañeras y profesoras de Hogwarts, sinó de las malas, como describian a la bruja del norte en el mago de oz, cara verde, nariz picuda con una gran berruga en la punta, montada en una escoba, esta se reía con malevolencia y en lugar de tratar de salir por la puerta, Amy desenfundú su varita...que se iba deshaciando pasanso de solido a líquido, la varita quedo fácida colgando de su mano, como una cuerda, que se convirtió en una serpiente, que se enrrolló en su brazo, tratandola de morder. Amy la tiró contra el suelo con fuerza, mientras la bruja se reía a carcajadas de ella y empezaba a volar hacia la golpeadora, Amy fue corriendo hacia atrás, miró su mano, tenía la llave del ascensor podía salir por otro lado, fue corriendo todo el pasillo hasta llegar al ascensor, lo abrió mientras las bruja volaba hacia ella, miró los botones del ascenor pero...estaban desordenados, no sabía en que planta iba a salir, picó la tres para volver a empezar, pero la puerta se cerraba y volvía a abrir y cada vez que lo hacía la bruja estaba cada vez mas cerca a cada parpadeo de las luces. Como Buena Ravenclaw, se paró a pensar y averiguó el acertijo de los numeros, pulsando el correcto esta vez, que la llevaría a la tercera planta, pero al abrirse las puertas en el tercer piso, la bruja ya estaba ahí riendose de nuevo, Amy volvió a cerrar las puertas del ascendor y esta vez ni siquiera pudo pulsar nada, el ascensor cayó en picado muchos pisos, muchisimos mas de los que tenía el colegio, aterrada, se agarró de los laterales del ascenor mientras chillaba al notar como por la gravedad, el estómago le subía hacia arriba, el ascensor finalmente llegó al suelo pero no se rompió, Amy cayó de rodillas al suelo recuperandose de esas horrible sensación. Esta vez, si que había llegado al vestíbulo de nuevo, y esa vez, no había bruja custodiando la entrada, avanzó rápido por el mismo pasillo de nuevo hasta llegar a la puerta que daba a la calle, pero estaba cerrada.

Oyó a su espalda un chirriante ruido, como el de una tiza en una pizarra, o un tenedor contra la ceramica, se giró, y ahí estaba, ese horrible hombre con la cara quemada, el sombrero roído, un jersey rojo con rallas verdes, y una afilada garra en una de las manos, arañaba la pared e iba caminando lentamente hacia ella. No tenía varita, y sería absurdo tratar de hacerle cualquier llave. Intentó echar a correr de nuevo, esta vez hacia la puerta del patio, pero el suelo se hundía bajo sus pies como si fueran arenas movedizas, con los pies hundidos en el lodo, por el impuso de salir corriendo cayó de rodillas al suelo, notando un peso en su espalda y doloroso arañazo...¿en su mano?

Abrió sus ojos y vió unos ojos amarillos en la oscuirdad que la observaban...era Snitch, su salvavidas, siempre que tenía una pesadilla, su gata no paraba hasta despertarla, y como siempre, lo había logrado, miró a su alrededor, los primeros rayos de sol ya se colaban por la ventana iluminando la habitación, sus compañeras de cuarto dormian placidamente en sus camas. Se quitó el disfraz, se puso el pijama y se metió entre las sábanas, Snitch se metío con ella, como si fuera un peluche, y ronroneó, como si fuera una nana, hasta que su dueña puedo volver a dormiese, y tener dulces sueños, esa vez.
avatar
Amy Griffith


Mensajes : 398
Edad : 38
Localización : Campo de Quidditch

http://www.rinoa-lockheart.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.